Ultracavitación

Ultracavitación

Una de las últimas novedades en medicina estética en tratamientos reductores es la Ultracavitación.
De gran auge en estos momentos, esta técnica, también llamada ?liposucción sin cirugía?, es una alternativa de vanguardia a las intervenciones quirúrgicas, un método no invasivo e indoloro que permite eliminar los depósitos de grasa sin recurrir al bisturí.

Muchos pacientes aseguran que puede obtenerse una reducción de hasta dos tallas en dos o tres sesiones solamente. En general se recomiendan entre 6 y 12 sesiones como suficientes para el tratamiento completo. Las zonas más frecuentes de aplicación son abdomen, muslos, pantalón de montar y flancos.

 

Como complemento se aconsejan sesiones de drenaje linfático y seguir una dieta hipocalórica. Es importante que el paciente beba abundante agua antes y después de cada sesión (entre 1.5 y 2 litros diarios).
Este tratamiento es el único método que consigue eliminar la grasa a nivel celular, evitando su reproducción. La grasa se elimina fácilmente mediante el sistema linfático y la orina. Este método también mejorará la piel en su aspecto y rejuvenecerá la zona tratada.

La Ultracavitación no tiene efectos secundarios. Sin embargo, este proceso no pueden realizarlo mujeres embarazadas, personas que tengan alguna prótesis en la zona a tratar, con epilepsia, ni personas con marcapasos y personas que tengan alguna infección.
El tratamiento es efectivo, no requiere anestesia, no es invasivo, ni requiere reposo, lo más importante: no tiene riesgos y es indoloro.

Ultracavitación en el tratamiento de la celulitis

Es un tratamiento indicado para aquellas personas sanas que no tienen problemas hepáticos o renales, que quieren mejorar el aspecto de su cuerpo sin tener que acudir a la cirugía. Nos permite realizar tratamientos de depósitos grasos localizados y celulitis con gran seguridad, comodidad y eficacia. Es un tratamiento muy apropiado para abdomen, caderas, cartucheras, cara interna y posterior de muslos, rodillas, brazos.
No tiene ningún efecto secundario, no es doloroso (tan sólo se nota un cierto calor en la zona tratada) y no necesita tiempo de reposo, permitiendo continuar con nuestras actividades cotidianas inmediatamente después de la sesión. Tan sólo se recomienda antes y después del tratamiento mucha hidratación. Es conveniente aplicar técnicas de masaje rodado o drenaje linfático después del tratamiento para favorecer la eliminación de las grasas movilizadas.

También podría gustarte

Medicina Estética 0 Comments

Lipoescultura y sobrepeso

Cuando empezar?  Un concepto antiguo nos refería que la Lipoescultura debía de realizarse después de adelgazar.  Hoy la Medicina Estética cambió esta teoría, porque las razones son múltiples y cada

Medicina Estética 0 Comments

Carboxiterapia Subcutanea

Historia de la carboxiterapia La utilización del CO2 con fines medicinales se remonta a la década del ´30, época en la que se lo empleaba en la Estación Termal de

0 Comments

Sin Comentarios Aún!

Usted puede ser el primero en comentar este post!

Deja una Respuesta