Lipoescultura: tecnica de Coleman

Nuestra comunicación consistirá en una introducción a la técnica especifica de autotrasplante de tejido graso descrita por el Dr. Coleman.

La grasa trasplantada debe mantenerse de forma duradera para integrarse con el tejido y actuar estructuralmente cambiando el volumen y modelando la zona donde se injerte. Mostraremos los principios y estrategias de colocación de la grasa a través de maniobras técnicas especificas. Para la obtención de la grasa usaremos una cánula roma de doble agujero conectada a una jeringa de 10 cc. Para la depuración de la grasa usaremos una centrifugadora con el rotor central esterilizable. Todos estos pasos son para obtener con exactitud el volumen de grasa que colocaremos. De esta manera evitaremos la exposición al trauma, aire, solución salina y factores químicos que nos podrían estropear la grasa que queremos injertar. Para la colocación de la grasa usaremos unas cánulas pequeñas romas de estructura filamentosa tridimensional. Al colocarla de este modo el cirujano crea cambios duraderos y estructurales. La lipoestructura nos acerca a un nuevo y excitante camino para algunas indicaciones. La importancia de esta técnica consiste en reemplazar el tejido desaparecido y atrófico. Este procedimiento es importante para el rejuvenecimiento facial. El problema del envejecimiento no sólo es el descenso de la grasa sino que también hay una atrofia de la misma. El procedimiento de lipoestructura nos soluciona algunos problemas de envejecimiento. Esto nos permite revisar el uso de algunos procedimientos de excisión y suspensión de tejidos. Asimismo, en las cicatrices de acné no sólo existe el problema de superficie, sino que existe destrucción de tejido subcutáneo por décadas de inflamación. La lipoestructura puede restaurar algunas de las cicatrices de acné. 

Existe la capacidad de manipular sutilmente las proporciones de la cara con el injerto de tejido graso, siendo un nuevo procedimiento para crear caras mas atractivas (labios más grandes, mejillas mas o menos anguladas, corregir líneas de mandíbula, y corregir frentes). Se explicará el uso de la lipoestructura en las regiones periorbitaria y peribucal, la mandíbula y el mentón y en alteraciones menores de la nariz. La colocación de grasa contra la piel puede causar una notable mejoría en la textura y el color de la piel. La lipoestructura puede ser usada como soporte estructural en el párpado inferior, para la corrección de la deformidad del surco por debajo del párpado inferior, para disimular el exceso de bolsas grasas y para restaurar el aspecto juvenil del párpado superior. Respecto a la boca, el injerto de grasa puede aumentar el bermellón, suavizar las arrugas de los labios, dar solidez al filtrum y suavizar los surcos nasogenianos. Puede dar solidez al reborde mandibular y aumentar el mentón. La lipoestructura tiene muchos usos en la nariz: corrección de deformidades nasales (techos abiertos, resecciones exageradas de cartílagos alares, exceso de resección de dorso) y corrección de la nariz envejecida (atrofia global y del nasion). 

Complicaciones

 Las complicaciones que conllevan los injertos de grasa han sido discutidas extensamente. Esta discusión es especialmente importante porque la mayor parte de complicaciones pueden evitarse. Uno de los problemas esperados consiste en la gran inflamación que se produce. La determinación del volumen correcto de infiltración está influenciado por varios factores y una de las complicaciones mas frecuentes es el exceso o el defecto de corrección de las zonas tratadas. Es importante una buena circunscripción del lugar de infiltración y alejar la incisión de la zona para ver mejor y evitar la migración, la formación de protuberancias o facciones irregulares. En algunas ocasiones puede ocurrir necrosis de la zona injertada. Otras complicaciones incluyen la cicatriz, tatuaje o eritema de la incisión. La lesión de estructuras profundas como glándulas salivales, nervios y vasos está muy discutida. Pueden ocurrir infecciones de algún tipo y son mas frecuentes las producidas por contaminación de la cavidad oral.

Conclusión

Creemos que pueden llevarse a cabo injertos de tejido graso para lograr cambios estructurales ideales. Hay que familiarizarse con la técnica ya que su uso no sólo revoluciona nuestro acercamiento a la cirugía cosmética, sino que también es importante para la cirugía reconstructiva y algunas otras especialidades.

Autor:
Neus Sarobé 
Cirujano Estético. Barcelona

Fuente: 

También podría gustarte

Cirugía Estética 0 Comments

Estética de nariz sin cirugía

La rinomodelación de nariz sin cirugía es la mejor alternativa para corregir todas las imperfecciones. Se realiza en el consultorio, sin necesidad de internación, anestesia, hematomas, inflamación ni yeso. El

Cirugía Estética 0 Comments

Implantes malares (Implantes de Pómulos)

La proyección,  longitud y  ancho de la cara está dada por la estructura ósea facial.  Los huesos de la cara están unidos para darnos una información de identificación del ser

Cirugía Estética 0 Comments

El boom de la mamoplastia y la abdominoplastia

Durante siglos se ha considerado que el busto voluptuoso constituye por sí mismo signo de sensualidad y connotación erótica que, muchas veces, no logra ser superado por el resto de

0 Comments

Sin Comentarios Aún!

Usted puede ser el primero en comentar este post!

Deja una Respuesta